<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=527834481123620&amp;ev=PageView&amp;noscript=1"> CPVC para aplicaciones hidrónicas: lo que debes y no debes hacer | Corzan

Elija su ubicación:  

Blog   

Contacto
Contáctenos
CPVC para aplicaciones hidrónicas: lo que debes y no debes hacer

By: Corzan Plumbing on September 29th, 2022

Print/Save as PDF

CPVC para aplicaciones hidrónicas: lo que debes y no debes hacer

SISTEMAS DE TUBERÍAS

La confianza es uno de los mayores valores que puede ofrecer un sistema de tuberías comerciales e industriales. Cuando hablamos de “confianza” nos referimos a tener la certeza de que tu sistema funcionará como lo esperas.

 

Las tuberías, conexiones y válvulas de Corzan® CPVC están diseñados para cumplir con los requisitos –de temperatura y presión– que exigen las aplicaciones hidrónicas, y están diseñados para resistir las tensiones internas que surgen como resultado de transportar fluidos a distintas temperaturas, a largo plazo. Cuando se diseñan, instalan y operan de acuerdo con las recomendaciones que otorga el fabricante, las tuberías y conexiones de CPVC brindan un rendimiento confiable a largo plazo.

 

Ahora, para aplicaciones hidrónicas, ¿cuáles son las cosas que se recomienda hacer?

Cumplir con las siguientes pautas te ayudará a garantizar que tus sistemas de CPVC están diseñados e instalados correctamente:

 

✅ Seleccionar un sistema de tuberías con una temperatura máxima de funcionamiento de 200° F (93.3° C).

Las tuberías de Corzan® pueden instalarse en sistemas con una temperatura de funcionamiento de hasta 93.3° C. Cuando se trabaja con temperaturas de 73° a 200° F (22.7° a 93.3° C), los criterios de diseño requieren que la presión operativa del sistema se reduzca según el tamaño de la tubería utilizada. Los índices de presión varían según el diámetro de la tubería y la temperatura.

 

Factores de reducción de temperatura

Temperatura de trabajo

Factor de reducción de la tubería

°Fahrenheit

°Centígrados

CPVC 4120-06

73 - 80

23.0 – 26.7

1.00

90

32.2

0.91

100

37.8

0.83

120

48.9

0.70

140

60.0

0.57

160

71.1

0.44

180

82.2

0.41

200

93.3

*

 

Verificar la compatibilidad y el porcentaje de anticongelante.

Los sistemas de tuberías Corzan® son adecuados para manejar soluciones con hasta 35% de propilenglicol, con soluciones de metanol de hasta 10% y soluciones de etilenglicol o glicerina en cualquier concentración. Siempre debes confirmar la compatibilidad de otros tipos de anticongelantes o fluidos de transferencia de calor con tu fabricante antes de usar la tubería.

 

Compensar la expansión de agua y anticongelante.

Esta es una de las mejores prácticas de la industria para todos los materiales de tubería, ya que tanto el agua como el anticongelante se expanden cuando se calientan. El agua se expande 4% aproximadamente, y el anticongelante se expande hasta 1%. Usar un tanque de expansión diseñado adecuadamente para el volumen del sistema y el tipo de fluido que se transporta compensará estos aumentos.

 

Verificar la compatibilidad de todos los líquidos o aditivos de limpieza de calderas.

El CPVC de Corzan® se ha utilizado por décadas en procesos industriales que manejan agua fría y de caldera tratada con inhibidores de corrosión, biocidas y otros productos químicos para el tratamiento del agua, similares a los que se utilizan para los sistemas HVAC de recirculación. En la práctica, no se observaron efectos perjudiciales cuando estos productos químicos se aplicaron en las proporciones recomendadas. Pero no se recomienda usar CPVC Corzan® para distribuir dichos productos químicos en forma concentrada en los sistemas de recirculación.

 

Confirmar que la instalación soporte el peso de las bombas y otros componentes.

Las bombas son pesadas y la vibración que se produce durante el bombeo puede causar movimientos, por lo que es importante sujetar por separado las bombas y otros productos metálicos pesados, como los tanques de expansión, cuando se utilizan tuberías de termoplástico.

 

Verificar la compatibilidad de todos los productos auxiliares utilizados durante la instalación del sistema.

Lubrizol hace esta recomendación para todos sus productos de tuberías (Corzan®, FlowGuard® y BlazeMaster®). En este sentido, el Programa de compatibilidad del sistema FBC™ de Lubrizol elimina las conjeturas o “suposiciones” asociadas con la investigación de la compatibilidad química de los productos de construcción que se utilizan durante la instalación.

 

Ahora, lo que no debes hacer al diseñar tuberías de CPVC para aplicaciones hidrónicas…

 

No uses tuberías o accesorios de CPVC para sostener bombas u otros componentes.

Las bombas son pesadas y la vibración que se produce durante el bombeo puede causar movimiento. Es importante sujetar adecuadamente las bombas y otros productos metálicos pesados, como los tanques de expansión, cuando se utilizan tuberías fabricadas con cloruro de polivinilo clorado.

 

Cómo especificar un sistema de tuberías confiable y eficiente

La tubería cédula 80 de Corzan® está disponible en tamaños que van desde ¼ de pulgada hasta 24 pulgadas para satisfacer las necesidades específicas de las aplicaciones hidrónicas. Las tuberías de Corzan® CPVC han demostrado su capacidad para satisfacer las necesidades de los sistemas hidrónicos en diversas aplicaciones comerciales e industriales en todo el mundo durante más de 60 años.

 

Comunícate con un experto en ingeniería de Corzan® o con uno de nuestros fabricantes asociados para dominar las mejores prácticas de ingeniería para especificar un sistema de tuberías confiable y rentable, o para programar una revisión sobre la idoneidad de tu proyecto y una evaluación técnica de tu sistema industrial.

Contáctanos