<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=527834481123620&amp;ev=PageView&amp;noscript=1"> Cómo extender la vida del CPVC en aplicaciones de alta temperatura y corrosión | Corzan

Elija su ubicación:  

Blog   

Contacto
Contáctenos
Cómo extender la vida del CPVC en aplicaciones de alta temperatura y corrosión

By: Jorge Solorio on December 9th, 2021

Print/Save as PDF

Cómo extender la vida del CPVC en aplicaciones de alta temperatura y corrosión

PROCESAMIENTO QUÍMICO

Existen procesos químicos que requieren resistencia a la corrosión, pero tienen una temperatura del fluido que excede el rango de trabajo de la tubería de Corzan®. Para estas situaciones, es cada vez más común que los especialistas recomienden laminados dobles.

 

Los laminados duales combinan la resistencia química del CPVC con la resistencia mecánica de los plásticos reforzados con fibra (FRP). Esto se traduce en una mayor vida útil, menores costos de mantenimiento y una mayor confiabilidad.

 

¿Cómo funcionan los tubos laminados dobles?

En tubería de doble laminado se utiliza un termoplástico como revestimiento, el cual sirve como interfaz entre la tubería y el líquido o medio. Normalmente, cuando los especialistas especifican utilizar CPVC Corzan®, es porque su resistencia es inherente a muchos de los fluidos agresivos y altamente corrosivos usados en los sistemas de procesamiento químico, así que es ideal para aplicaciones exigentes.

 

El forro del CPVC se fortalece en el exterior con una envoltura de plástico reforzada con fibra de vidrio (FRP). El FRP se aplica con una resina de unión y cuando se cura, forma un exterior sólido. Esto crea un tubo relativamente ligero y estructuralmente fuerte.

 

Esta imagen muestra la brida de un tanque de laminado doble de CPVC, creado por Fabricated Plastics. Notarás que el revestimiento interno es una capa de CPVC Corzan® resistente a la corrosión, fortalecida con una envoltura de FRP.

 

Tanque Corzan CPVC de doble laminado

 

Existe una variedad importante de resinas de unión y materiales de fibra de vidrio para fabricar laminados duales, lo cual aporta flexibilidad a las cualidades del exterior de la tubería. Esto permite a los fabricantes personalizar la tubería para satisfacer las altas exigencias de temperatura que se aplican al sistema compuesto, mientras mantienen la estructura sólida del revestimiento.

 

Propiedades mecánicas del laminado doble

En un sistema de tuberías de doble laminado, el exterior de FRP proporciona el 100% de la resistencia estructural. Esto significa que las propiedades mecánicas específicas de una tubería de CPVC se vuelven más seguras.

 

¿Qué características mejoran con el laminado doble?

El impacto más significativo de reforzar la tubería con fibra es el incremento en el rango de temperatura de trabajo. Por ejemplo, dependiendo del material y la presión del sistema, la tubería Corzan® tolera temperaturas de hasta 93.3 °C (200 °F).

 

Pero en un sistema laminado doble, la deformación causada por la alta exposición al calor se vuelve un factor relevante, pero menos preocupante. De hecho, muchas aplicaciones utilizan Corzan® en laminados dobles a temperaturas de entre 11.1 y 13.9 °C (20 a 25 °F) más altas de lo que podría manejar normalmente.

 

Las capacidades de soporte de presión también mejoran. El laminado doble determina cuánta presión puede soportar la tubería y los materiales de fibra de vidrio y resina pueden ser diseñados para satisfacer estos requisitos.

 

¿Qué características permanecen iguales?

Cuando el FRP protege la estructura, todas las demás propiedades del CPVC pueden aplicarse a entornos más extremos:

  • Resistencia química: en tuberías FRP existen barreras anticorrosivas para productos químicos específicos y no funcionan bien fuera de los requisitos especificados. Desafortunadamente, la mayoría de las corrientes de procesamiento no son puras y contienen productos químicos que pueden causar estragos en el FRP. Con laminados dobles, el CPVC de Corzan® proporciona una capa inerte a muchos ácidos, bases, sales e hidrocarburos alifáticos. Esto permite que la tubería se utilice cuando múltiples contaminantes de diferentes familias químicas están presentes.
  • Superficie lisa: el CPVC es resistente a la formación de sarro e incrustaciones, por ello la superficie interna del tubo permanece lisa durante toda la vida del material. Esto significa que las pérdidas de presión de fricción en el flujo de fluido se minimizan desde el principio y no aumentan significativamente a medida que el sistema envejece.
  • Buen aislamiento térmico: el valor de conductividad térmica de Corzan® representa aproximadamente 1/300 de la del acero. Esto te permite evitar el aislamiento costoso donde la tubería puede estar expuesta.
  • Alta resistencia al impacto: nuestra marca puede soportar tres veces la resistencia al impacto del CPVC estándar. Esto significa que el tubo es más fácil de cortar, lo que resulta en menos fracturas, roturas y, en última instancia, una menor tasa de desechos.

 

Los laminados dobles también son ideales para tanques, recipientes, conductos, depuradores y otras estructuras donde se requiere resistencia química y resistencia estructural. Debido a las cualidades de termoformado del CPVC de Corzan®, el vinilo puede ser moldeado en cualquier forma, permitiendo configuraciones precisas y personalizadas.

 

Finalmente, queremos señalar que la elección del fabricante es muy importante si decides tener un sistema o estructura de tubería de laminado doble. El revestimiento es la parte más importante del sistema, y cualquier falla tendrá un impacto directo en su vida útil y costo. Los mejores fabricantes te ofrecen la habilidad, la experiencia material y el equipo necesarios para garantizar que las uniones y soldaduras mantengan la superficie interior lisa y la integridad del sistema.

 

Si tienes preguntas o deseas recibir asesoramiento de uno de nuestros especialistas en productos e ingeniería, estaremos encantados de programar una consulta.

 

Contáctanos