<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=527834481123620&amp;ev=PageView&amp;noscript=1"> Cómo integrar el CPVC en sistemas de tuberías existentes | Corzan

Elija su ubicación:  

Blog   

Contacto
Contáctenos
Cómo integrar el CPVC en sistemas de tuberías existentes

By: Jorge Solorio on March 24th, 2022

Print/Save as PDF

Cómo integrar el CPVC en sistemas de tuberías existentes

SISTEMAS DE TUBERÍAS  |  GUÍA DE INSTALACIÓN

Los sistemas de tuberías a veces necesitan actualizaciones o reparaciones, ya sea por la corrosión química esperada o por daños accidentales. Por esta razón algunas plantas industriales realizan pruebas piloto de una pequeña serie de CPVC en un sistema existente para verificar su compatibilidad y confiabilidad.

 

Cuando surge la necesidad de integrar tubería de CPVC en un sistema existente, los ingenieros tienen dos prioridades:

  1. Minimizar el tiempo de inactividad.
  2. Maximizar el valor incluyendo los costos de materiales, los costos de mano de obra y el ciclo de vida del sistema.

 

No importa si tu sistema existente es de termoplástico o de metal, las tuberías de CPVC pueden ser la solución ideal de reemplazo gracias a su resistencia y compatibilidad química, su capacidad de soportar altas temperaturas de distorsión por calor y su clasificación de presión.

 

Afortunadamente, la integración del CPVC en un sistema existente, independientemente del material que sea, es un proceso relativamente sencillo y directo. Como instalador o especificador puedes elegir entre dos métodos principales: soldadura con cemento solvente o acoplamientos mecánicos. La elección depende del tiempo que tengas disponible, de tu presupuesto y de las demandas del sistema.

 

Veamos cada una...

 

Reparar un sistema de CPVC con soldadura de cemento solvente

La soldadura con cemento solvente es típicamente el método de unión preferido de las tuberías de CPVC, ya que fusiona el material a nivel molecular, estableciendo esencialmente una pieza de plástico uniforme.

 

Para realizar una reparación exitosa usando cemento solvente, sigue estos pasos:

  1. Mide la sección dañada que vas a reemplazar.
  2. Corta la sección que mediste, de forma limpia, utilizando tu método de corte preferido.
  3. Prepara la nueva tubería de CPVC y córtala de manera uniforme (es muy fácil de realizar en el sitio).
  4. Asegúrate de que la pieza está seca y sigue las mejores prácticas para aplicar cemento solvente para unir correctamente la nueva tubería de CPVC y los acoplamientos al sistema existente.

➡️ Conoce: las mejores prácticas para soldar CPVC con cemento solvente.

 

 

Reparar un sistema de CPVC con acoplamientos mecánicos

Los acoplamientos mecánicos ofrecen un método de unión alternativo para reparar el CPVC que no requiere tiempo de curado. Estas son abrazaderas de metal con juntas de goma en el centro. Aunque a menudo son más costosos que las uniones de cemento solvente, los acoplamientos mecánicos permiten que los sistemas regresen rápidamente al procesamiento después de la instalación.

 

Al reparar el CPVC con acoplamientos mecánicos:

  1. Ranura la tubería.
  2. Aplica una capa delgada de lubricante compatible en los rebordes de sellado de la junta.
  3. Inserta el extremo ranurado de la tubería en el extremo del acoplamiento, luego repite con el otro lado.
  4. Aprieta el acoplamiento uniformemente hasta que se produzca un contacto de metal con metal en los discos de los pernos.
  5. Inspecciona visualmente los discos de los pernos en cada unión para asegurar un contacto suficiente.
  6. Reinicia el sistema y continúa con el procesamiento.

integrar-cpvc-acoplamiento-mecanico

 

Debes ser consciente de las diferencias de materiales en las juntas y en los acoplamientos, ya que pueden reaccionar de manera diferente a los químicos en la corriente de fluido. Además, los giros o flexiones de la tubería pueden ser una fuente de fugas en los acoplamientos subóptimos.

 

Integrar CPVC en un sistema de tuberías de metal/mixto

Al integrar CPVC en un sistema de metal o mixto, los gerentes de planta e ingenieros suelen tener inquietudes acerca de sus capacidades de rendimiento y métodos de instalación.

 

Para cumplir con las demandas de tu sistema industrial, el CPVC de Corzan® tiene una clasificación de presión de hasta 200°F (93.3°C). Además, es inherentemente resistente a los efectos de muchos ácidos, bases y sales.

 

En términos de instalación, el CPVC también puede reducir el tiempo de inactividad y el costo, ya que no requiere herramientas eléctricas ni equipo pesado. Además, el proceso de instalación se puede aprender rápidamente, eliminando la necesidad de contar con personal especializado.

 

Las piezas de prueba a veces se instalan en corrientes químicas complejas para evaluar la compatibilidad y la expectativa de vida útil. En aplicaciones donde la compatibilidad está bien documentada, puedes reemplazar secciones enteras de tubería metálica con total confianza.

 

➡️ Descubre cómo se compara el policloruro de vinilo clorado con el metal en varias categorías en nuestro artículo “¿El CPVC puede usarse con otros materiales de tuberías?”

 

Reparar un sistema de metal/mixto con bridas

La integración del CPVC a un sistema de tubería de metal puede ser un trabajo simple con este enfoque:

  1. Mide las secciones de tubería que se reemplazarán en las bridas más cercanas. Puedes quitar más tuberías de las que son absolutamente necesarias, pero este método generalmente crea el enlace más fuerte para el CPVC y puede minimizar el tiempo de inactividad.
  2. Si es posible, prefabrica la pieza de reemplazo y sus juntas con bridas antes de bajar el sistema. Esto facilitará el proceso para mover la tubería a su lugar y atornillar las bridas.
  3. Retira la brida metálica y la tubería a reemplazar.
  4. Atornilla la brida nueva a la que está unida al sistema. Las bridas hechas de dos materiales diferentes se mantendrán fuertes, siempre y cuando estén debidamente atornilladas entre sí.

 

Debido a que el CPVC es ligero y fácil de instalar, puedes realizar reparaciones con un tiempo de inactividad limitado.

 

➡️ Relacionado: Lo que se debe y no debe hacer al cortar tuberías de policloruro.

 

Reparar un sistema de metal/mixto con acoplamientos mecánicos

Otra opción atractiva para integrar el CPVC en un sistema de tuberías mixtas o de metal es el uso de acoplamientos mecánicos. Si seleccionas e instalas correctamente los acoplamientos mecánicos con juntas compatibles, el sistema no experimentará ninguna desviación más allá del rango operativo del CPVC. Además, este método de unión elimina la necesidad de curar el material, minimizando el tiempo de inactividad del sistema.

 

Puedes usar acoplamientos mecánicos para integrar CPVC en un sistema de metal o mixto siguiendo estos pasos:

  1. Mide las secciones de tubería que vas a reemplazar.
  2. Corta la tubería de CPVC a la longitud correcta y ranura la nueva tubería de CPVC.
  3. Ranura la tubería de metal de acuerdo con las especificaciones del acoplamiento de transición que estás utilizando.
  4. Aplica una capa delgada de lubricante compatible en los rebordes de sellado de la junta.
  5. Inserta el extremo ranurado de la tubería en el extremo de CPVC del acoplamiento.
  6. Aprieta el acoplamiento uniformemente hasta que se produzca un contacto de metal con metal en los discos de los pernos.
  7. Inserta la válvula en el extremo de metal del acoplamiento hasta que entre en contacto con la pata central de la junta.
  8. Completa el mismo proceso con el extremo de acoplamiento opuesto.
  9. Inspecciona visualmente los discos de los pernos en cada junta para asegurar un contacto suficiente.
  10. Reinicia el sistema y continúa el proceso.

 

Si necesitas ayuda para seleccionar el mejor método de instalación y los materiales compatibles con tu sistema, nuestro equipo de ingenieros y expertos puede ayudarte a comparar las tuberías de CPVC con las metálicas en términos de temperatura, presión y resistencia a la corrosión, costo y seguridad.

Contáctanos